IFC, EBRD, y la Unión Europea se unen a FRV en la construcción de la primera planta solar a gran escala en Armenia

15 de July de 2020

  • La planta solar de Masrik generará más de 128 GWh de electricidad anual y la electricidad se venderá a las redes eléctricas de Armenia

 

  • FRV ha recibido 35,4 millones de dólares para la construcción de la planta, gracias a préstamos a largo plazo y una subvención.

 

  • El proyecto evitará la emisión de 40.000 toneladas de CO2 al año, reduciendo la dependencia del país de combustibles fósiles importados

 

La Corporación Financiera Internacional (IFC), una institución perteneciente al Banco Mundial, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD) y la Unión Europea (UE) apoyan el desarrollo de la primera planta de energía solar a gran escala en Armenia y el Cáucaso. La instalación de 55MW de capacidad está ubicada en el municipio de Mets Masrik, en la provincia de Gegharkunik e impulsará el suministro de energía renovable del país, reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles importados.

Fotowatio Renewable Ventures (FRV), parte de Abdul Latif Jameel Energy y líder mundial en soluciones integrales de energía renovable, es la encargada del desarrollo y construcción del proyecto. La compañía recibirá un paquete de financiación de 35,4 millones de dólares que consiste en dos préstamos a largo plazo de 17,7 millones de dólares, uno procedente del IFC y otro de EBRD. El proyecto también recibirá una subvención de 3 millones de euros de la Unión Europea, movilizada por EBRD. El paquete de financiación del IFC incluye un préstamo de 8,9 millones de dólares de la propia cuenta del IFC y un préstamo de 8,9 millones de dólares del Programa de Financiación para el Clima conjunto de Finlandia y el IFC.

La planta solar generará más de 128 GWh de electricidad anual, a un precio competitivo de 4.19 kilovatio/ hora. La electricidad se venderá a la distribuidora Redes de Electricidad de Armenia, gracias a un acuerdo de compra de energía. El proyecto evitará la emisión de 40.000 toneladas de CO2 al año, reduciendo la dependencia del país de los combustibles fósiles. En la actualidad, casi el 70% de la generación de electricidad en Armenia depende de combustibles fósiles importados, un hecho que está cambiado a medida que se incrementa la penetración de las renovables como fuente alternativa de energía sostenible y de bajo coste, como la procedente de la planta de Masrik.

En palabras de Mikel de Irala, Director General de FRV para Oriente Medio y África ‘Armenia tiene un gran potencial en lo que respecta al desarrollo de energía renovable, en particular la energía solar’. A lo que añade ‘El cierre financiero de nuestro primer proyecto solar en la región es un hito para FRV, ya que nos permite ampliar nuestro alcance e influencia y seguir liderando la industria de la energía solar a gran escala a nivel global’. A través de este proyecto, contribuiremos al crecimiento económico sostenible del país mediante la generación de riqueza y empleo, ayudando a construir un futuro más sostenible”.

Aida Sitdikova, Directora del EBRD, Energía Eurasia -Grupo de Infraestructura Sostenible se complace en apoyar este proyecto histórico, ‘construido sobre nuestro compromiso político activo y siguiendo la línea de las inversiones en el sector energético armenio desde 1993. Tras la financiación por parte del EBRD de las redes eléctricas, la generación privada y las privatizaciones, nos complace proporcionar financiación para este primer proyecto solar a gran escala, en paralelo al trabajo que estamos realizando junto a las autoridades con el objetivo del desarrollo de nuevas subastas de renovables en energía eólica y solar. Estamos profundamente agradecidos a la Unión Europea, por cofinanciar este proyecto con nosotros’.

Andrea Wiktorin, Embajadora de la UE en Armenia, añade que ‘el proyecto desempeñará un papel fundamental en el logro de los objetivos energéticos y climáticos de Armenia, de conformidad con el Acuerdo Comprehensive and Enhanced Partnership entre la Unión Europea y Armenia y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). También tiene el potencial de crear nuevas oportunidades industriales en la región, generar empleo, y contribuir al crecimiento económico, tal como promulga la UE a través del Pacto Verde Europeo’.

En palabras de Cheryl Edleson Hanway, Gerente Regional de Infraestructura y Recursos Naturales del IFC, ‘la seguridad energética es fundamental para la actividad empresarial, por lo que el apoyo al plan renovable de Armenia forma parte de la misión del IFC. El proyecto de Masrik es un hito adicional en el apoyo del IFC a los esfuerzos de Armenia para atraer inversión privada a la generación de energía renovable.  Es el primer paso en los ambiciosos planes de energía solar del país y servirá de ejemplo para muchos más proyectos en los años venideros’.

El proyecto -que incluye el desarrollo, la construcción y la operación de una central eléctrica de 55 megavatios y una línea de transmisión de nueve kilómetros- es el primer proyecto solar fotovoltaico licitado en Armenia. El Banco Mundial ayudó al Gobierno a preparar el proyecto y prestó apoyo en el asesoramiento sobre las transacciones. Así, el proceso de licitación fue respaldado por el Programa de Ampliación de las Energías Renovables y el Banco Mundial.

El proyecto Masrik llega después de 15 años de colaboraciones entre el Banco Mundial y Armenia e impulsa un suministro de energía más eficiente. IFC, EBRD y la UE han apoyado el sector energético de Armenia atrayendo la inversión privada, aportando experiencia mundial y apoyando las tecnologías más novedosas. El aumento de la capacidad renovable representa un objetivo clave en el marco estratégico del EBRD y el IFC en Armenia.


Descargar PDF

José Benjumea

Fundador, FRV

Todo tiene que cambiar para que todo siga igual. La energía debe ser accesible, limpia y sostenible, pero si además no es asequible, el cambio no se producirá.

Gianfranco Carassale

Responsable principal de inversiones, Inter-American Investment Corporation (IIC)

Han competido en licitaciones con otras empresas otro tipo de estructuras y capacidades, y a pesar de su tamaño, siempre están ahí, muy cerca, lo que indica que tienen la capacidad de competir en este sector muy agresivamente. FRV ha sido pionero en segmentos de mercado donde nadie había entrado y eso tiene mucho valor.

Scott Mackin

Socio Gerente y Co-Presidente, Denham Capital

Denham Capital ha tenido el orgullo de trabajar con el equipo de FRV durante casi tres años en esta inversión de gran éxito. Rafael, José y su equipo, han conseguido establecer una posición de liderazgo en mercados emergentes clave, donde el coste marginal de la electricidad supera el coste de la generación de energía solar.